Comunidad

La Patria es Primero


11 de September de 2016, 22:09:33

Cuando llegué a la casa de Vicente Guerrero en aquellos días de mis andanzas por aquellas regiones maravillosas del Estado de Guerrero, me quedé sorprendido, impresionado con su auténtica construcción, estaba abandonada y en parte dañada.

Tixtla, población en donde nació Vicente Guerrero, desde que llegué me impresionó, pues increíblemente para mi me parecía que había cruzado el túnel del tiempo, y estaba en aquel lugar viendo un paisaje exactamente como estaba en el siglo XVII. La Iglesia que fue construida en esta época de su fundación se encontraba en aquellos días de mi estancia en su impresionante estructura original.

Cuando llegué a Tixtla ya había oscurecido y el chofer del camión me había dicho que en ese lugar no había hoteles ni hospederías, que buscara ayuda en la parroquia con el sacerdote.

Cuando crucé la calle para iniciar la búsqueda de la Parroquia me encontré a una joven que me dijo: -Yo vengo por usted para hospedarlo en la casa del señor Gargollo- "Perdone -le dije sorprendido- ¿Ustedes tienen hospedaje?" "No -contestó- pero don Gargollo me dijo, ve a la parada del camión porque presiente que viene alguien a conocer la Casa de Vicente Guerrero." "Usted viene a eso ¿Verdad?" "Sí, es cierto" -contesté desconcertado-

Iniciamos la caminata y me fijé que las calles estaban magistralmente empedradas, que las casas tenían la fachada original de aquella época de la llegada de los españoles, el silencio era impresionante y el ambiente impregnado de misterio.

Recordé que había leído que Vicente Guerrero había sido arriero mulato, y que al iniciarse la contienda por la independencia se había puesto a las órdenes de Galeana.

El escritor Guillermo Prieto que lo conoció narra en uno de sus libros que era de elevada estatura, de anchos y refornidos hombros, sin corresponder sus piernas largas y delgadas a su busto magnífico, la tez morena, el cabello tosco amontonado sobre la frente, sus ojos negros de una penetración y una dulzura imponderable, patilla pobladísima, boca recogida y sincera.

Cerca de el se sentía la bondad de su alma, y tenía ciertos dejos, de inocente ranchero que realmente cautivaban.

Le gustaba mucho jugar con los chicuelos, y era asombroso su interés sobre los trompos, acerca de las chicharras y las tremendas consultas sobre los papalotes.

Aquel carácter grave y sencillo, aquel talento y aquella bondad que no le abandonó ni en el patíbulo, eran los dotes característicos de Vicente Guerrero.

Este gran personaje no fue corrupto, como desgraciadamente se acostumbra ahora entre los "salvadores" de México, es decir entre los políticos, la muestra quedó señalada en la historia en los momentos de la proclamación del Plan de Iguala, porque Iturbide tuvo que hacer una salida precipitada con sus fuerzas y dejó a Vicente Guerrero en depósito de enormes caudales en oro, diciéndole que en caso necesario tomase lo que fuese necesario para ayudar a su muy castigada tropa.

Como se sabe, las tropas de Vicente Guerrero no podía estar en peor situación, pero a pesar de la hambruna no tomó ni una sola moneda. Si hubiera sido Elba Ester Gordillo o Rosario Robles, al regreso de Iturbide no había encontrado ni oro, ni rastro del ejército de la independencia de México.

Yo fui de noche a la Casa de Vicente Guerrero porque don Gorgollo el español que me hospedó me dijo: "Si vas de noche es muy probable que te encuentres al fantasma de Vicente Guerrero", Cuando entré al interior de la residencia, el silencio era asombrosamente más penetrante que en las calles. Luego encendí una vela y lo que me permitía ver aquella escuálida luz eran cuartos vacíos con algo de basura. Después de que recorrí toda la casa y cuando iba rumbo a la salida me pareció oír un ruido, luego un vientecito me apagó la vela y hacia el fondo de un corredor me pareció ver una luz muy tenue con forma de mujer.

Cuando llegamos la muchacha y yo a la Casa de don Gorgollo me quedé sorprendido de que era una enorme residencia que abarcaba toda la cuadra, la Casa era al estilo árabe, adentro en el centro había un enorme jardín, con una enorme fuente, un corredor con arcos, un enorme recibidor, un buen comedor y una cocina en su mayoría al estilo antiguo.

Don Gargollo me platicó que el era español, pero que le encantaba vivir en Tixtla, decía que para el era un lugar maravilloso para vivir.

Para Vicente Guerrero su lema: "La Patria es Primero" era totalmente sincero, hoy dice la gente que para los políticos contemporáneos lo primero es la avaricia y la corrupción, a Vicente Guerrero no lo pudieron comprar con maravillosos ofrecimientos, ni los que le hizo el embajador de EU Joel Roberts Poinsett, así que para poder deshacerse de el, los grupos de poder que están atrás en lo oscurito, amafiados con los europeos corrompidos para poder atraparlo lo traicionaron, para esto utilizaron a un marino Genovés Francisco Picaluga que lo invitó a comer en el navío "El Colombo" y allí fue hecho prisionero y más tarde lo mataron.

 

 

 

notiregion.com

"La Casa de la Noticia"